Racionalización independentista

“No tengo nada que ver contigo: soy más trabajador, más avanzado, más culto y, cómo no, más europeo que tú… ¡Vamos, que nos parecemos como un huevo a una castaña! Pero aún así eres tú quien no me quiere, quien no me acepta tal como soy. Yo, que soy moderno, generoso y solidario por definición, me he desvivido por ti, lo he intentado todo para salvar nuestro matrimonio. Sin embargo, tú, carpetovetónico, montaraz y fanático, te empeñas en que lo nuestro no funcione, con tus delirios de grandeza, tu naturaleza primitiva, tu afectación y tu carácter autoritario y antidemocrático. Eres incorregible. Tú sabes tan bien como yo que, a pesar de mis desvelos, no nos queda otro remedio que la separación…”

Pese a que no se trata de una cita textual, me he permitido la licencia de entrecomillar el párrafo anterior porque en el fondo no he hecho más que ensamblar diferentes retazos del discurso con que los principales dirigentes del nacionalismo catalán pretenden justificar ahora sus veleidades separatistas. Cualquiera que se haya tomado la molestia de seguir con atención la actualidad política a través de los medios de comunicación e incluso de asistir a conferencias y coloquios en los que hayan participado líderes como Jordi Pujol, Artur Mas o Francesc Homs, entre otros, se habrá percatado de ello.

Se trata sin duda de un ejercicio de racionalización en el sentido psicoanalítico del término. En psicoanálisis, la racionalización es un mecanismo de autodefensa que se da cuando un sujeto pretende justificar mediante una explicación pretendidamente lógica y aceptable para el resto determinados actos propios que, de otra forma, resultarían difícilmente justificables. Pues bien, así es como los nacionalistas catalanes pretenden convencer, no ya al resto de los españoles, que poco les importa, sino al conjunto de los catalanes, la mayoría de ellos fuertemente vinculados a la idea de España. Pero ¿qué pasa si su razonamiento no se ajusta a la realidad? Pues ¡tanto peor para la realidad!, que diría Hegel.  

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo La cuestión catalana, Nacional

Una respuesta a “Racionalización independentista

  1. ramon alos sampol

    Sin duda durante los últimos años hemos presenciado una radicalización brusca en el contenido y en las bases del nacionalismo catalán. Esto ha venido acompañado de una hipocresía muy evidente y explícita en el discurso. Los nacionalistas catalanes exigen que el conjunto de España sea plural, que deje de expresarse con voz única, con una única lengua. Pero a la vez, el catalanismo ha creado una Cataluña uniforme, de pensamiento único, ha disparado a todos aquellos símbolos e iconos que representan a toda España y que ligan al territorio catalán con el resto del estado. A la vez ha potenciado todas aquellas expresiones no compartidas por el resto del estado, y como no, ha ilegalizado e bilingüismo en el ámbito escolar, en búsqueda de una subordinación absoluta del castellano respecto al catalán. ” o Espanya es plural o no será, pero Catalunya ha de expresarse en una sola veu”. Un discurso perverso pero muy fácil de digerir en Cataluña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s